Las Gemínidas


por Germán Puerta Restrepo

En la noche del 13 de Diciembre se podrá observar otro gran espectáculo celeste, la lluvia de estrellas de las Gemínidas que tienen el potencial de producir los más espectaculares bólidos. Hay que verlas¡

Todavía los más experimentados observadores consideran a las Gemínidas como una de las mejores lluvias de estrellas, igual o superior a las populares Perseidas. Mencionadas por vez primera por E.C. Herrick en 1838, la actividad de las Gemínidas normalmente comienza el 7 de Diciembre y termina el 16 con su pico en la noche del 13 al 14. El radiante se localiza cerca de la estrella Castor (Alpha Geminorum), por lo cual tiene una considerable elevación sobre el horizonte, apareciendo muy rápidamente luego de la puesta del Sol. Esto significa que se puede observar el máximo en una hora muy confortable, alrededor de las 10 p.m.

Las Gemínidas son muy activas. Según la experiencia de los últimos años un observador en condiciones ideales puede contar mas de 80 meteoritos en una hora. Además en 2004 la débil Luna creciente no será un problema.

Pero lo más interesante de las Gemínidas es su origen. Mientras que las demás corrientes de meteoroides están asociadas con cometas claramente identificados, las Gemínidas parecen tener su origen en un objeto denominado 3200 Phaeton, con características de asteoride o un antiguo y desgastado núcleo cometario. Esto significa que los meteoroides de las Gemínidas son varias veces más densos que el típico polvo cometario de las demás lluvias de estrellas. A esto se le añade su relativa baja velocidad -35 kms por segundo- y se tienen así los más brillantes y duraderos meteoritos y bólidos que se pueden observar a lo largo del año. Una maravilla.

A juzgar por el comportamiento de años recientes, la lluvia crece lentamente hasta el máximo y luego decae rápidamente. Sus brillantes meteoritos dejan estelas de colores, tienen una larga duración e inclusive producen sonido. Si se presentan bólidos, estos pueden estallar en la atmósfera o partirse. Sin duda, un adecuado y calmado sitio de observación es lo ideal.

No se necesita ningún equipo especial para observar las lluvias de estrellas. Sí es importante, claro está, escoger un sitio de observación lejos de la interferencia de las luces de las ciudades o de los automóviles. La tarea más simple es contar el número de meteoritos y hacer anotaciones.

Recuerden que los mejores espectáculos solamente los pueden observar aquellos que están afuera, en la noche exacta, admirando las maravillas de la bóveda celeste.

Este articulo puede reproducirse libremente.
Diciembre del 2004

Volver a la página principal

Encuentre oportunidades de Voluntariado con Voluntarios de Occidente en el Ecuador

E mail: matelar@hotmail.com